TU PROBLEMA, ES MI PROBLEMA: Solidaridad para un mundo global

A continuación, os dejamos el manifiesto de la campaña que este año ha comenzado a llevar a cabo la coordinadora de colectivos sociales Córdoba Solidaria de la que formamos parte:

Vivimos en un mundo donde los problemas se han globalizado, en el que los actos de unas personas repercuten directamente en la vida de otras. Muchos de nuestros problemas, por diferentes o alejados que parezcan, tienen el mismo origen. Hoy el dinero y el poder se concentran cada vez en menos manos, representadas por personas como Bárcenas y Urdangarín, Amancio Ortega y Botín, cuya avaricia infinita olvida que el planeta es finito. Manos que se enriquecen a costa de nuestros derechos, unos robando y otros explotando a la clase trabajadora y especulando con el
dinero, la vivienda, los alimentos… y la vida.

Mientras la clase política, cómplice de este circo, recorta en políticas públicas sociales y ambientales, usando la excusa de la responsabilidad para tomar decisiones inmorales que van en contra de la ciudadanía.

¿A ti no te parece, como a mí, que esto es injusto?

No podemos cambiar la realidad hasta que no seamos conscientes de que somos parte de ella. Somos víctimas de las decisiones políticas que salvan bancos y desahucian familias, de las reformas que precarizan el mundo laboral, de las leyes que aumentan la desigualdad entre mujeres y hombres. Debemos ser conscientes de que todas estas decisiones, tomadas de espaldas a la mayoría, nos afectan independientemente del ámbito en el que se hagan. Porque somos clase
trabajadora, ya seas médica, maestro, cooperante, fontanero, ama de casa, estudiante, jornalera, desempleado… Si nos tocan a uno, nos tocan a todos. 

Pero también tenemos parte de responsabilidad porque nuestro estilo de vida determina las condiciones en las que viven millones de personas en otros lugares del mundo. Somos parte del problema ¿no deberíamos ser también parte de la solución?

Todas las personas tenemos en la cabeza el mundo que queremos. Si algo no te gusta ¡Actívate! Hay mucha gente esperando a que se encienda la mecha. Es el momento de movilizarnos, participando en los espacios existentes o creando otros nuevos. Tenemos más fuerza de la que creemos, solo tenemos que unirnos, sin perder de vista que las soluciones son colectivas y vienen desde abajo, trabajando en lo local con una perspectiva global.

Pensemos en todas las alternativas que están funcionando y globalicémoslas. Existen pequeñas acciones en todos los rincones del mundo que cada día transforman pequeñas realidades. Experiencias, como la plataforma ciudadana stop desahucios, nos enseñan que tu problema, es mi problema y que la solidaridad es la solución.

Aquí, allí, en el norte, en el sur…

La solidaridad es un valor universal para un mundo global.