,

Somonte: sembrando dignidad


6

 Ante la cantidad de tierras vacías cultivables en nuestra Andalucía y el tremendo número de personas que han dedicado su vida a la tierra que están desempleadas en este momento, Somonte se alza como una alternativa que defiende que la tierra es vida, nos alimenta, nos educa, y nos da sabiduría, somos lo que comemos, y a ser posible, comamos con dignidad, trabajando el campo como se ha hecho toda la vida, como lo hicieron antaño las familias campesinas, cuando se cultivaba de forma natural y manual, manchándose las manos, y disfrutando del sol y la tierra, dura, pero agradecida.

El pasado 18 de Mayo las Plataformas de Solidaridad de los IES estuvimos visitando la Finca de Somonte, una experiencia colectiva que apuesta por la transformación y el cambio, basada no solo en nuestro consumo y nuestra alimentación, sino en también en la producción, algo básico desde dónde poder cambiar el mundo que nos rodea.

4

De la mano de las campesinas y campesinos que viven y trabajan en la finca, conocimos la apuesta ideológica y práctica de Somonte, ocupando una tierra en desuso y dotándola de alimentos que proporcionan trabajo para más de una decena de personas y alimentando a más de un centenar.

3 Los jóvenes de las Plataformas tuvieron contacto directo con algo bastante desconocido en nuestro día a día como es el cultivo tradicional de frutas, verduras, legumbres o la crianza de animales, cabras, ovejas y gallinas… sorprendiendo de ver como de una planta del suelo sale una patata, o como de un calabacín nace una flor exquisita, como se cuida de las gallinas para que pongan huevos de forma natural, o la fabricación de un pozo que abastece varias hectáreas de la finca, o las especias más utilizadas en la cocina y como utilizar las propias plantas con efecto insecticida…un sin fin de descubrimientos agrícolas de mano de gente autenticamente experta en este campo, a veces muy poco valorado, pero imprescindible en nuestro día a día.       

2

 Tras el recorrido por la finca nos sentamos en el lugar donde se realizan las asambleas y toman las decisiones la gente de Somonte, y nos compartieron el testimonio de todo un año de ocupación y vida en la finca, donde los jóvenes tuvieron momento de preguntar todo lo que se les ocurrió, especialmente motivados por la acción pacífica demostrada por las personas que estuvieron, están y estarán en Somonte ante la represión policial que sufrieron en el desalojo acontecido el año anterior, y ante las incursiones diarias para controlar quien entra, sale, vive y cultiva en la finca, un momento intenso, marcado por la emoción y por el contagio de energía y dignidad mostrado por las personas de Somonte.

Somonte-2013-049

Somonte-2013-068

Tal fue la intensidad que después de todo esto teníamos pensado realizar algunos trabajos agrícolas, pero la hora que alcanzamos se excedió y nos pusimos directamente a almorzar, no sin que muchos de los jóvenes se quedasen con ganas de dedicarse un poquito a la tierra, entrar en contacto con el campo, y ya de paso, colaborar con la gente de la finca en alguna tarea, de modo que después de comer nos juntamos frente al campo de habas, una persona de Somonte nos indico como hacer el trabajo, y al tajo!! Estuvimos poco más de media hora y ante la falta de costumbre nos rendimos al dolor de espalda, pero con la satisfacción de haber adelantado bastante trabajo, mientras la gente de Somonte sonreía al vernos, torpes pero con ganas.

5

 !Sin duda una experiencia inolvidable que nos mostró un mundo muy desconocido y al mismo tiempo tan cercano como el plato en nuestra mesa, un plato conseguido con esfuerzo, dignidad, trabajo a mano y dedicación, con un resultado sano y natural, que nos conecta con lo que somos.

Muchas gracias Somonte, estamos contigo!

Dibujo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario